16 dic. 2007



Al pensar en la palabra circo vienen a la mente imágenes de niños, y no tan niños, embobados con los distintos actos que realizan los animales. Una tarde mágica con payasos, acrobacias y malabarismos. Con esto último deberíamos quedarnos: con el espectáculo llevado a cabo por todos aquellos artistas que se dedican a un espectáculo de innumerables años de tradición como es el mundo circense. No en el ridículo, el maltrato y la humillación a que se ven sometidos los animales que, no por voluntad propia, sino impuesta, se ven forzados a realizar un sin fin de actividades nada comunes en su hábitat natural. Imágenes estas, que retenidas a traves de los ojos de un público eminentemente infantil, le deforman para un posterior proceso educativo de respeto hacia los animales.
EDUQUEMOS EN EL AMOR Y NO EN EL SUFRIMIENTO. ¡Circos SI, pero sin animales!
Para mas información: http://www.iarca.net/textos/index.php?x=1475

1 comentario:

  1. Hola a tod@s,
    entre los próximos días 23 y 26 de enero hay organizadas en Sevilla unas jornadas convocadas por el Foro Social Mundial, he pensado que igual sería interesante colgar un post en el blog del ampa. Os dejo un vínculo con la información, saludos
    http://estrecho.indymedia.org/newswire/display/72749/index.php

    ResponderEliminar